Ir al contenido principal

LA FOTOGRAFIA SURREALISTA



En sus orígenes, el surrealismo surgió como un estilo literario pero pronto se extendió a otras artes, entre ellas la pintura y la fotografía.
El movimiento surrealista alcanzó su apogeo en las décadas de 1920 y 1930. Ganó fuerza con la interpretación de la psicología freudiana.



     Uno de los fotógrafos más conocidos del movimiento surrealista es MAN RAY, artista modernista estadounidense que pasó la mayor parte de su carrera en París.
 Le Violon d’Ingres’ (1924), su amante y musa Kiki posa con la espalda desnuda, moldeada como un violoncelo.
Man Ray usaba a la fotografía como un medio, más que como un fin en sí mismo. Cambiaba los encuadres durante la toma, investigaba, imprimía directamente los negativos (sin pasar por el proceso del positivado), invertía la posición de las imágenes y fotografiaba hasta sin cámara. Con todas estas técnicas, se dice que Man Ray fue el creador de la fotografía surrealista.

Man Ray


     Otro fotógrafo surrealista menos conocido pero igual de impresionante es HANS BELLMER.
La obra de Bellmer es completamente surrealista en el sentido que no tiene ninguna lógica racional y al mismo tiempo tiene un fuerte carácter simbólico que por medio de absurdos genera todo un imaginario.